PPA

Expertos se reúnen a inicios de diciembre para prevenir la peste porcina africana

Las Américas es una región aún libre de peste porcina africana (PPA). Sin embargo, el riesgo de introducción de la enfermedad a la región es alto y, dada la ausencia de una vacuna, la prevención es esencial para mantener la situación. Funcionarios de alto nivel pertenecientes a los Servicios Veterinarios de ocho países de la región de las Américas se reúnen este 3 y 4 de diciembre en la ciudad de Bogotá, Colombia, para debatir sobre cómo trabajar de manera coordinada y reforzar las medidas de control de fronteras con el objetivo de evitar el ingreso de la PPA a la región.

Este evento constituirá la primera reunión del Grupo Permanente de Expertos de la PPA (GPE-PPA) de la región de las Américas, con el auspicio del Instituto Agropecuario Colombiano (ICA) y bajo el amparo del Marco Mundial para el control Progresivo de las Enfermedades Transfronterizas de los Animales (GF-TADs); la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Considerando que el virus ha seguido propagándose en Europa, Asia y África, la situación global de la PPA es una amenaza para aquellos países libres de la enfermedad. Un análisis de situación realizado en las Américas mostró que, en el 28% de los países, es común que las personas (turistas, grupos étnicos, trabajadores extranjeros, refugiados, etc.) que regresan de países actualmente infectados lleven productos de origen porcino en su equipaje. Sabiendo que el virus es capaz de persistir en productos porcinos y en el medio ambiente por mucho tiempo, esta práctica pone en riesgo a los países libres de PPA, se resalta la necesidad de un compromiso y una mayor toma de conciencia de todas las partes interesadas. Ello exige adoptar un enfoque riguroso de controles en frontera en los puntos de entrada por aire, mar y tierra, además de la concientización de pasajeros sobre la seguridad fronteriza, a través de una comunicación clara y dirigida.

En nuestra región, donde existe una gran diversidad de sistemas de producción, complejas cadenas de valor, y comercio, encontramos desafíos adicionales únicos para enfrentar a esta enfermedad. En este aspecto, la zonificación y la compartimentación, mencionados en el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE, son herramientas clave para minimizar las perturbaciones comerciales. Su implementación depende de una sólida alianza entre la industria y los servicios veterinarios, pactada idealmente en tiempos de paz. La comunicación clara y dirigida es también una herramienta clave. Es importante que los países de la región consideren los beneficios de estas herramientas que tienen como objetivo garantizar el comercio seguro de productos porcinos.

Es urgente tomar medidas proactivas, concretas y coordinadas, para prevenir la introducción de la PPA en las Américas. El GPE-PPA cumple un papel crucial en el desarrollo de recomendaciones para sus Países Miembros destinadas a forjar una cooperación más estrecha entre los países para abordar la prevención, preparación y respuesta ante la enfermedad de manera colaborativa y armonizada a lo largo de las Américas.
FAO y OIE invitan a los países Miembros implementar las recomendaciones que serán emitidas luego de esta importante reunión.

Más información: